Se Puede Poner Frenos De Disco A Una Bici Normal

También podría tener mucho sentido tener un material de la horquilla que difiera del cuadro. Un ejemplo de esto sería emparejar un marco de aluminio con una horquilla de carbono, dándole lo mejor de los dos mundos y sosteniendo el valor whole bajo control. En la mayor parte de los casos, los dólares estadounidenses plus para la opción de la horquilla de carbono merecen la pena, debido a que esto no es algo que comunmente se cambie durante la vida de la bicicleta. En este caso, como ocurrió con las bicicletas de montaña de 26”, antes o después las bicicletas de carretera con frenos de puente quedarán fuera del mercado. Puede que esto no sea un punto negativo, pero sí es algo que resulta más sencillo con las bicicletas de carretera con frenos de presión y de fricción.

se puede poner frenos de disco a una bici normal

Pero si es verdad que puede que no tengas un gran management y que acabes con las manos agarrotadas. La tecnología en el ciclismo, como en cualquier otro sector de negocio, avanza para conseguir mejores productos, mejores sensaciones y, seamos claro, más ventas. No es extraño pensar que todo ello se trate simplemente de una estrategia para vender más bicicletas.

¡maneta Hasta El Fondo! ¡pero Si He Hecho El Mantenimiento Hace Poco!

Desde las disciplinas más radicales como el DH o el Enduro, hasta aquellas en las que la ligereza prima por encima de todo como el XC y XCM. En los frenos de disco hidráulico, en cambio, las pastillas de resina las cambio entorno a los 2000 km. Por otro lado también hay que añadir que la posibilidad de que se doble un poco un disco, y por lo tanto haya que cambiarlo, es bastante elevado (El precio de un disco Ultegra es de unos 40€). La causa más ordinary es la contaminación del disco o de las pastillas.

“Los frenos de zapata son cosa del pasado”, “el disco frena mejor”, “todo esto es una estrategia de venta”, “el freno de disco es mejor que la zapata”…..es probable que hayas oído opiniones de todo tipo en referencia a este tema. Todo el mundo se ve capacitado para hablar y la mayoría de ciclistas, por alguna razón que desconozco, se sienten especialmente cómodos a la hora de asesorar gratuitamente a los compañeros de grupeta. Las bicis de gravel son idóneas para disfrutarlas a lo largo de todo el año, ya que sus peculiaridades permiten su uso en ocasiones más desfavorables como la lluvia y terrenos con barro. Antes que nada debes apreciar el uso que vas a hacer de tu bicicleta. Una bicicleta de gravel te va a dar más libertad que una de carretera, debido a que te dejará adentrarte en senderos y carreteras secundarias si de esta forma lo quieres.

A lo largo del año es normal que llevemos nuestra bici más allá de los límites. Pero, si empieza a ser algo recurring es probable que estemos pidiendo a nuestros frenos más de lo que pueden darnos. Si haces bajadas técnicas, largas o ambas cosas a la vez, puede que notes como los frenos se van “cansando” y cambiando de comportamiento. Lo primero que debes saber es que, hoy en día, no es fácil que unos frenos se “agoten” hasta el punto de dejarte sin frenos.

se puede poner frenos de disco a una bici normal

No estoy de acuerdo en que los frenos de disco haya que purgarlos cada x tiempo, o tengan un mantenimiento «programado». Cabe puntualizar que en el ciclismo en ruta la figura del purista está mucho más arraigada y no creemos que estas bicicletas desaparezcan por completo de las carreteras. Para comparar, podemos fijarnos en que el precio de un juego de zapatas Ultegra tiene un precio de unos 14€, mientras que unas pastillas con disipación de calor de la misma gama, rondan los 15€. No hay diferencia significativa en precio, aunque sí en prestaciones. Pueden usar todos los carriles para bajar un puerto y apenas frenan.

Bicicleta De Montaña Disco Freno Rotor Pernos Mtb Bicicleta M5x10mm Tornillos De Rotor De Freno 12pcs

Pero me compensa el tacto de un freno de disco hidráulico respecto al de un freno convencional. La realidad demuestra que los frenos de disco ofrecen un tacto y una frenada inigualable. Prueba de ello lo vemos en la disciplina Mountain bike en la que, tras pasar por la misma evolución, hoy día es inconcebible un freno que no sea de disco. Aunque también debemos de tener en cuenta que son disciplinas muy diferentes. Pero también hubo quien aseguraba que el freno de disco no sustituiría al de zapata.

se puede poner frenos de disco a una bici normal

Pasa de forma pure al caerles suciedad de la carretera, pero también tenemos que tener mucho cuidado al usar lubricantes en espray para que nada manche los discos. De hecho, es muy recomendado no usar lubricantes en espray en bicicletas con este sistema de frenado. Según SRAM el mejor rodaje para las pastillas consiste en acelerar la bicicleta hasta una velocidad moderada de unos 20 km/h y aplicar los frenos hasta reducir la velocidad a unos three o 4 km/h.

Inconvenientes De Los Frenos De Disco

Desde mi punto de vista, los frenos de disco se han hecho indispensables en las modalidades de MTB, ciclocross y gravel. Sin embargo, en las bicicletas de carretera se han encontrado con bastantes más reticencias. Ya que cambias de pastilla puedes aprovechar para ver los distintos tipos de compuestos disponibles en tu marca de frenos.

Ahora sí que aprieto el freno fuerte y procedo a apretar los tornillos de la pinza de freno. En resumen, si nuestros frenos son insuficientes en cada salida es posible que tengamos que cambiar todo el sistema. En el mercado hay muchas opciones para hacer una “mejora” sustancial sin que tengamos que hipotecar nuestra casa. A veces conviene bajar un “escalón” en la gama, pero montar más pistones y más disco. El problema es que si ponemos sintético en unos frenos Shimano el nuevo aceite “atacará” a las juntas tóricas de la maneta hasta hacer que se rompan.

Otro problema común en los frenos es que la maneta no tenga siempre el mismo recorrido a la hora de frenar. Seguro que te ha pasado más de una vez que vas a “echar el ancla” y, de repente, toca la maneta con el puño. La señal más alarmante de la que nos deberíamos de preocupar es que no funcionen los frenos con la potencia habitual. En ese caso, no debemos “forzar” y es mejor quedarnos en casa o acortar la ruta. Si los frenos no dan su potencia media es que algo pasa y no conviene arriesgarnos a quedarnos sin frenos en el peor momento.

Siempre escribo sobre productos y tiendas que he probado por lo que podréis leer lo bueno y lo malo. Esas comisiones me permiten seguir manteniendo esta net, pagar el alojamiento, el dominio y, lo que es más importante, las inscripciones a muchas de las marchas para después poder enseñaroslas. Cuando recomiendo algún producto, pongo enlaces a tiendas on-line que utilizo y, por cada compra que realizas, me llevo una comisión sin que a ti te cueste más dinero. Los puños de goma suelen costar bastante retirarlos, por lo que suelo usar un truco, que es el “bioalcohol” o dicho más sencillo, un limpiacristales. Los tornillos se aprietan por opuestos, para que asiente correctamente el disco, es decir, primero el tornillo 1 y después el four, luego el 3 y después el 6 y finalmente el 2 y el 5. Hasta no haberlos atornillados todos, no aplicar presión máxima .

Una de las grandes ventajas del disco respecto a la zapata es que el disco tiene una mayor potencia de frenado pero sin bloquear. Las pastillas de freno pueden resultar algo mas caras que unas zapatas, dependiendo del compuesto 15€ o 30€ de media. Bien es cierto que el mantenimiento de unos discos hidráulicos requiere de un mayor conocimiento, si nos referimos al sangrado o purgado, en cuanto al cambio de pastillas, resulta sencillo.

Los frenos de disco revolucionaron el mundo del ciclismo por su precisión con menos esfuerzo; es decir, la fuerza necesaria aplicada en las manijas para que los frenos se activen es muy pequeña, y el frenado es progresivo y exacto. Con esto me refiero a que los frenos de disco son beneficiosos para los aficionados, pero no para los profesionales; no que no los vayan a usar. Tanto los frenos de llanta, como los frenos de disco chirrían a veces, pero son estos últimos los culpables más reincidentes. La mayoría de las bicicletas nuevas vienen equipadas con pastillas de resina. Están hechas con aditivos no metálicos como caucho, vidrio, carbono y Kevlar que proporcionan una frenada muy buena, pero que se desgastan muy rápido en condiciones húmedas o si las calentamos en bajadas prolongadas.