Que Hacer Cuando Te Duele El Brazo Por Una Vacuna

El dolor y los sarpullidos son respuestas normales a que nos inyecten sustancias extrañas en el cuerpo. La respuesta es bien sencilla y lo primero que debemos saber es que es una reacción «de lo más normal». Poza finaliza dejando claro que la reacción «es normal en cualquier vacuna». Antonio Ríos Luna, especialista en traumatología, ha desglosado en un artículo en el diario El Mundo las claves de por qué la vacunación genera dolor, enrojecimiento e hinchazón en la zona de la inyección.

que hacer cuando te duele el brazo por una vacuna

El dolor y las erupciones cutáneas son reacciones comunes del ser humano a las vacunas, en estos días la del coronavirus, en el cuerpo. Estas y otras cuestiones relacionadas tienen una explicación científica, que no solo se da en la vacuna contra el COVID-19. Los efectos secundarios, ya sean locales o generales, no necesitan de tratamiento médico. Sin embargo, hay que estar pendientes sobre posibles reacciones adversas cutáneas más duraderas, como pueda ser la erupción cutánea y el prurito, que producen las vacunas de Pfizer y Moderna. Es cierto que la rápida inyección del líquido puede ser otro de los factores del dolor, la fuerza que genera la velocidad del líquido al entrar en nuestro cuerpo abre las fibras del músculo, creando una separación y tensión en la zona. Aún así, las erupciones de aparición tardía podrían ser más comunes de lo que sugieren los datos oficiales.

¿por Qué A Algunas Personas Les Duele El Brazo Después De Vacunarse?

El dolor, por tanto, es consecuencia también de la respuesta que dan las células presentadoras de antígenos. Sin embargo, es porque estas células provocan que otras aparezcan y produzcan una serie proteínas , que se encargan de llevar más células inmunes. Esto es lo que puede provocar enrojecimiento e hinchazón, causar dolor, and so forth. Tal y como publica National Geographicen un reportaje, ese efecto secundario común no es exclusivo de las vacunas contra la Covid-19. Tal y como publica National Geographic en un reportaje, ese efecto secundario común no es exclusivo de las vacunas contra la Covid-19.

“Obtener esa reacción en el sitio es exactamente lo que esperaríamos que hiciera una vacuna que intenta imitar un patógeno sin causar la enfermedad”, dice Deborah Fuller, vacunóloga de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en Seattle. El motivo por el que algunas vacunas causan más síntomas que otras —una tendencia llamada reactogenia— se debe a las estrategias e ingredientes que emplean. La vacuna contra la hepatitis B presenta parte del virus junto a sustancias químicas llamadas adyuvantes que están diseñadas para alterar las células presentadoras de antígenos y potenciar la respuesta inmunitaria adaptativa. A diferencia de la rara y peligrosa reacción anafiláctica que puede ocurrir inmediatamente después de la inyección, las erupciones tardías no suelen requerir tratamiento, dice Blumenthal. En una biopsia de un paciente, ella y sus colegas encontraron una variedad de células T, lo que sugiere un tipo de hipersensibilidad. Se sabe que las erupciones tardías también aparecen ocasionalmente después de otras vacunas, agrega, y pueden ser un signo de hipersensibilidad o una parte regular de la respuesta inmune.

Vacuna Contra El Covid Y Alcohol: ¿se Puede Beber Después?

Según un nuevo análisis de 119 estudios publicados, el sixteen por ciento de los adultos y el 27 por ciento de los trabajadores hospitalarios evitaban ponerse la vacuna antigripal por miedo a las agujas. De las personas vacunadas que conozco, algunas han sufrido poco dolor o no lo han sentido. Un amigo que se puso la de Pfizer me dijo que era como si un boxeador profesional le hubiera propinado un puñetazo. El dolor en el brazete va a ser el menor de vuestros problemas covidiotas.

Varias vacunas son conocidas por el dolor que causan alrededor del sitio de inyección, y la explicación de por qué comienza con las llamadas células presentadoras de antígenos. Estas células están constantemente al acecho en nuestros músculos, piel y otros tejidos. Cuando detectan un invasor extraño, desencadenan una reacción en cadena que eventualmente produce anticuerpos y una protección duradera contra patógenos específicos. Ese proceso, conocido como respuesta inmune adaptativa, puede tardar una o dos semanas en acelerarse. Varias vacunas son famosas por el dolor que causan en el lugar de la inyección y el porqué comienza con las denominadas células presentadoras de antígenos. Cuando detectan a un invasor externo, ponen en marcha una reacción en cadena que, finalmente, produce anticuerpos y protección duradera contra patógenos específicos.

Ha creado un registro para que los médicos notifiquen erupciones tardías y está trabajando en uno para los pacientes, con el fin de comprender el rango de apariencia y detectar cualquier patrón sobre qué erupciones podrían ser más preocupantes. “Desde que publicamos esto”, dice, “mi bandeja de entrada se ha inundado de fotos”. «Puedes hablar todo lo que quieras sobre las vacunas anticovídicas y lo seguras que son, pero no abordamos el problema subyacente para ciertas personas», afirma. «¿Dónde se oye hablar de cómo van a hacer que sea una experiencia cómoda para ti? Existen estudios que demuestran que, para muchas personas, el miedo a las agujas es una barrera importante a la vacunación. En un estudio de 2012 realizado por Taddio y sus colegas, un cuarto de los adultos dijeron tener miedo a las agujas.

Por Qué Te Duele El Brazo Después De La Vacuna Covid

Por ello, la teoría es que hay una reducción de la reactividad inmune con la edad. Tras la segunda dosis, las cifras aumentaron al 90% del primer grupo y al 83% en el caso del segundo. Para la mayoría de la gente que ya ha recibido alguna dosis de la vacuna covid, la aguja no era un problema ni el dolor que ésta podía causar. Sin embargo, muchos han experimentado dolores en el brazo en las horas posteriores a recibir la dosis, tanto la primera como la segunda. Esto ha provocado que muchas personas se pregunten cuál es el origen de este dolor y por qué se manifiesta de diferente manera.

Los expertos piensan que podría estar relacionada la tecnología que utiliza cada empresa para desarrollar su vacuna para producir un dolor en mayor o menor grado. Johnson & Johnson utiliza un virus modificado, mientras que Pfizer y Moderna introducen en el cuerpo la proteína a través del ARNm. A partir de ahí, el sistema inmunológico manda estímulos al cuerpo que provocan esos dolores. La vacuna Johnson & Johnson causa, en common, menos dolor que las dos vacunas mencionadas.

Esta Es La Eficacia De Las Vacunas Contra Las Nuevas Variantes De La Covid

Sin embargo, en las horas posteriores muchas acaban con dolor en el brazo, según casos anecdóticos y datos publicados. «Son vacunas intramusculares y se utiliza el deltoides porque es un músculo importante y tiene un acceso sencillo», explica. «Como la cantidad inyectada es mínima, no tiene nada que ver; al final puedes hacerlo más rápido que tu compañero pero sería cuestión de milésimas de segundo», puntualiza. Allí,Tamara Poza ha puesto incontables dosis desde que comenzaran los llamamientos masivos el pasado mes de abril. Ahora, también como responsable de vacunación, responde a la incógnita de por qué duele el brazo una vez recibida una vacuna contra lacovid-19.

Vacuna Coronavirus

De esta manera, estirar los brazos en cruz y en paralelo al suelo, y moverlos en círculos, así como realizar movimientos circulares con los hombros, son buenos aliados para tratar con este común efecto secundario de las vacunas contra el coronavirus. También recomienda que los proveedores y los funcionarios de salud pública hablen sobre las vacunas en términos neutrales, enfatizando la capacidad de obtener protección contra el coronavirus en lugar de asustar a las personas con frases como “inyecciones en los brazos”. También recomienda que los proveedores y las autoridades de salud pública hablen de las vacunas en términos neutrales, insistiendo en la capacidad de protegerse del coronavirus en lugar de asustar a las personas con frases como «inyección en el brazo». Tras la segunda dosis, la cifra ascendía al ninety por ciento en el grupo de edad más joven y al 83 por ciento en el grupo mayor. Para algunas personas, el mismo proceso inflamatorio también puede provocar fiebre, dolor generalizado, dolor articular, sarpullidos o dolor de cabeza.