Que Ha Sido De Los Hijos De La Dulce Neus

Aunque añade que también es verdad que la señora gastaba todo el dinero que caía en sus manos, “muchas veces en cosas superfluas”. Por eso ésta, a la que por su voz cremosa y pausada llaman la Dulce Neus, se metió en asuntos financieros y de negocios a espaldas de su marido. Minutos después, Marisol, seguida por sus hermanos, entra en la casa y sube al cuarto de sus padres. Allí Juan duerme plácidamente en posición fetal destapado, vistiendo tan solo un slip. La joven se arrodilla, empuña el arma con ambas manos y descarga un tiro a quemarropa en la nuca de su padre.

La coartada estaba llena de lagunas e incongruencias y fue solo cuestión de tiempo descubrir la verdad del complot acquainted contra el padre explotador e inhumano que les hacía la vida imposible. Había además otras circunstancias que ayudaban a que no decayera la mezcla de asombro y espanto con el que los españoles seguían el crimen. Llamaba sobre todo la atención la personalidad de la víctima, un empresario de la construcción de 47 años que había amasado una fortuna partiendo de la nada. Neus era, a decir de muchos, una mujer con dos caras y doble vida.

Me Ha Cambiado La Vida

La última noticia que se tuvo de ella fue en 2005, cuando se supo que se dedicaba a escribir libros que vendía directamente a particulares y librerías de Sabadell y el Vallès. De nada sirvieron los informes médicos que dictaminaban la existencia de anormalidades psíquicas en toda la familia víctima y procesados. Desde el país vecino, donde se le realizaron unas fotografías desnuda que publicó Interviú, manifestó que en España no tenía «ninguna esperanza ni futuro» porque «no funciona la justicia y solo se genera paro y delincuencia». En un primer momento se creyó que podía tratarse de un atentado político por las ideas de extrema derecha del industrial, militante de Fuerza Nueva. Se sospechó incluso que podía estar detrás la mano felony de ETA, del GRAPO o de Terra Lliure, aunque tampoco se descartaba algún tipo de venganza personal o algún lío de carácter financiero en el que se hubiera metido el constructor, cuya fortuna era estimable. Cuatro años más tarde, ya en 1986, Neus pudo empezar a salir de la prisión de Barcelona donde cumplía condena, lo que aprovechó para hacerse con un pasaporte falso y huir a Sudamérica.

La Audiencia Provincial de Huesca había revocado la concesión de régimen abierto de que disfrutaba, aduciendo que el delito por el que fue condenada demostraba una conducta nada ejemplar como madre. «Me he pasado cuatro años y medio en la cárcel y no quiero volver, me voy para comenzar una nueva vida», dijo la evadida antes de continuar su escapada a varios países de Latinoamérica. La familia, que regresó a su domicilio recurring en Montmeló, realizó una parada en su viaje, a la altura del kilómetro 184 de la autopista de Zaragoza a Barcelona, para enterrar la pistola y los casquillos. Pero las pruebas periciales de las balas que alcanzaron a la víctima llevaron a los inspectores a la insólita e inesperada conclusión de que el agresor o los agresores podían pertenecer a la familia del fallecido. La Policía descubrió numerosos puntos débiles en sus declaraciones y tras investigar las cuentas y realizar otras gestiones logró reconstruir la vida que llevaba el matrimonio. Al interrogar de nuevo a la empleada de hogar, ésta terminó confesando el complot familiar.

«ahora Que Papá Está Dormido Es El Momento», Dijo La Madre Al Entregarles La Pistola

Los gemelos y la chica de catorce años estaban viendo la televisión junto a sus dos hermanas pequeñas. La mayor, Nieves, de 18 años, se había ausentado, sospechando quizá lo que tramaban su madre y sus hermanos contra su padre. «Parecía que todos estaban embrujados», declaró la empleada de hogar que vivía con ellos a la Policía al describir el clima de tensión que se vivía en la casa. Hombre sin otra preparación que su experiencia en el trabajo, pensaba que, si él pudo hacerse rico sin estudios, sus hijos no tenían por qué perder el tiempo en el colegio. La Policía ecuatoriana la detuvo en Quito en junio de 1988 tras intentar vender unas esmeraldas falsas.

que ha sido de los hijos de la dulce neus

Hasta que, en octubre del mismo año, Inés Carazo se derrumbó ante la policía y contó toda la verdad. En junio de 1981 Neus estaba fuertemente endeudada, y algunos de sus acreedores la amenazaban con decírselo a su marido. Las reuniones de la madre con los cuatro hijos mayores eran cada vez más frecuentes, y en todas se trataba el hecho de cómo eliminar al padre. En una ocasión, la criada supo que uno de los gemelos, Luis, en los días previos al asesinato, intentó pegar un tiro a su padre cuando éste se encontraba durmiendo la siesta en el sofá del comedor. Inés Carazo dijo en su declaración, que llevaría a toda la familia ante un tribunal, que Juan apenas daba a Neus lo suficiente para ropa y manutención.

La Dulce Neus, Que Indujo A Sus Hijos A Matar Al Padre Tirano

Tal vez el desamor, la crueldad con los hijos y el mal ambiente de la casa empujaron a Neus Soldevilla a buscar fuera del hogar lo que no tenía dentro. La criada afirmó en su declaración que le había “llegado” a los oídos que “podía tener relaciones extramatrimoniales con algún otro hombre”. En el sumario (5/81, seguido en Fraga) se acreditó que tuvo al menos tres amantes.

que ha sido de los hijos de la dulce neus

ABC mantuvo una entrevista telefónica con ella desde la cárcel donde estaba recluida. «La realidad nunca ha podido salir a la luz, hay personas a las que no les convenía. Solo nos juzgaron y nos metieron en prisión», le dijo a Ricardo Domínguez. Aunque su hija Marisol contó en un programa de televisión hace unos años que su madre le «aguantó la mano» y ella disparó. Los hijos apoyaban a la madre, pero tampoco ésta llevaba una vida ejemplar. Tenía varios amantes y se había dedicado a pedir préstamos de dinero a conocidos, prometiéndoles elevados intereses a corto plazo que reintegraba con otros préstamos, gastándose el dinero destinado a inversiones en su propio beneficio, a espaldas de su marido.

Se acercó hasta la cama donde su padre dormía la siesta y le disparó a bocajarro mientras sus hermanos y su madre miraban. ¿Fue Nieves Soldevilla una mujer caprichosa y despilfarradora que indujo a sus hijos a acabar con su marido? ¿Fue el dinero de la víctima y el seguro de veinticinco millones el móvil del crimen? La criada, Inés Carazo Hervás, de 59 años, que conocía a la familia Vila Soldevilla desde hacía doce y había vuelto a su servicio un año atrás, acabó descubriendo la trama de mentiras que encubría el parricidio. Marisol, mientras tanto, pasó a depender del Tribunal Tutelar de Menores y unos familiares se hicieron cargo de ella. Aquel 28 de junio de 1981 la familia se encontraba en su chalé de Esplús, en Huesca, pasando unos días de vacaciones.

Su madre y sus cinco hermanos tras años de maltratos, habían planificado cuidadosamente el crimen. En 1997 recuperó la libertad provisional, se casó y empezó una nueva vida en la que trató de recomponer la unidad familiar. Emprendió varios negocios con diversa fortuna y en 2012 terminó de cumplir condena.